Un mal día

gene_actuacionUno, con toda su buena voluntad, ilusión y entrega, se decide a grabar un nuevo disco.

 

Reúne unos ahorros y pide dinero a diestro y siniestro para financiar la aventura.

 

Hay que pagar estudios, músicos, arreglos, locales de ensayo… Cualquier cantidad es poca para cubrir tanto gasto.

 

Al fin se consigue el objetivo y ya tenemos el disco. Buena grabación, buenos músicos, buenas canciones…

 

Al artista , o a cualquier trabajador, se le juzga y se le valora por su obra.

 

¿Pero qué pasa cuando esa obra nadie la ve, nadie la escucha y nadie la tiene en cuenta?

 

¿Qué pasa cuando te encuentras con el muro de la indiferencia y del ninguneo más absoluto?

 

¿Quçee pasa cuando los medios de comunicación son una puerta cerrada a la que no tienes acceso por más que insistas?

 

De hecho estás pidiendo que alguien te dé su sincera opinión. Pues ni eso. Tienes un buen bólido y quieres participar en la carrera pero como ni siquiera estás en la parrilla de salida, ya has perdido.

 

No me gusta quejarme. Tengo un mal dia.

 

La pregunta es: ¿Todo se reduce al marketing?

 

Leo en un periódico las declaraciones de un famoso productor: -“Si no tienes un equipo que trabaje para expandir tu música, esta se queda en la sala de tu casa y no llega a ningún lado. Los artistas de fama internacional trabajan con un equipo de mercadeo”- y sigue -“En la actualidad tienes que ser loud (gritón) para que se te escuche, porque estás compitiendo con los iPhone, con las Blackberry, etc. En resumen, para que la gente te mire y escuche, necesitas la ayuda de expertos”-

 

Es evidente que esto es asi.

 

Pero entonces ¿que importancia tiene la música? Si con una buena campaña y un buen equipo llegaremos al éxito…

 

Y yo añado: Si a ese marketing le sumamos participar en algun reality, tener algun romance o escándalo sexual, y decir que estamos a favor de proteger a los leones marinos, entonces ya tenemos el paquete completo.
Pero ¿donde queda la música, el sentimiento, el trozo de vida que te has dejado alli…?

 

Preguntas sin respuesta.

 

Ser un músico o un artista digamos “normal” no vende. Como no venden los medios de comunicación si no hablan de muerte, desgracias, catástrofes y atentados. ¿Que seria de los estados si no existiera el terrorismo?

 

De hecho cuando no lo hay se lo inventan.

 

Pero volvamos a lo nuestro.

 

Cuando contemplas a esta sociedad de consumo dirigido, que hoy disfruta de algo y mañana ya lo ha enterrado, es inevitable pensar que aquel disco del que hablábamos no ha servido para nada.

 

Pero amigo, todo eso ya lo sabias. Entonces, ¿porque caer de nuevo en el mismo error?

 

Círculo vicioso.

 

Escupiendo contra el viento.

 

Luego viene aquello de: hay que luchar, nada es fácil, no hay que tirar la toalla, si te caes siete veces levántate ocho ,bla, bla, bla.

 

Precioso.

 

Pero llega un momento en la vida en que todas estas frases y otras mejores ya no te hacen efecto. Están muy manidas. Suenan vacias. Ya pasaste por eso. Demasiadas muescas en el revólver.

 

El tiempo pasa.

 

Los años pesan.

 

Tengo un mal dia.

 

Ahora los músicos tocan gratis. Algunos incluso pagan por tocar.

 

Y los discos no se venden. Las actuaciones escasean.

 

Personas entendidas y muy vinculadas al mundo musical me dicen que el rock está proscrito.

 

Y alguien dijo “Protegeremos y ayudaremos todo lo que se haga en nuestro pais, sean libros, peliculas música, etc, sea en el idioma que sea.” ¿Como me pude tragar eso?

 

Está claro que cuando dejas volar la imaginación y acumulas demasiadas espectativas el choque con la realidad es cruel.

 

Hay un ministro con nombre de eructo que quiere quitar la música a los niños.

 

Un personaje deleznable que se saca de la manga frases como esta: “los músicos lo que tienen que hacer es rebajarse el sueldo”

 

Inaudito. Espeluznante. Macabro.

 

Hay inspectores que van a la búsqueda y captura de músicos que actúan en sitios donde sólo se les pagan las cervezas, para ponerles multas de 3000 euros por no cotizar en la Seguridad Social. Pura Ciencia ficción.

 

Por lo visto el Ministerio de Cultura ha decidido eliminar lo que no le interesa. Es decir, todo lo que no se pueda cuantificar como ganancia. Filosofía, música, arte en definitiva.

 

Hay que formar a las nuevas generaciones para que su única meta sea el dinero. El nuevo Dios.A la mierda Sócrates, Platón, Wagner o Bach.

 

Se priva a los alumnos de la sensibilidad y de la inteligencia emocional.

 

Hay que mantenerlos en la ignorancia cultural para que sean autómatas manejables. Mano de obra barata.

 

Y volviendo a lo de bajarse el sueldo, ¿cómo se puede estar tan lejos de la realidad?

 

Los músicos no tenemos pensión.

 

Somos el único colectivo que no puede ir a la huelga.

 

Al Sr. Ministro, a los que trabajan en Telefónica, Endesa o en la Ferreteria Garcia, la empresa les paga la Seguridad Social.

 

Al músico nadie le paga nada. Los autónomos los puede pagar el mes que trabaja, digamos tres meses al año. El resto o come, o paga a la Seguridad Social. Por lo tanto a los 65 años no tiene pensión.

 

Hoy dia un músico bueno, puede cobrar 100 euros por sesión. Si tiene cinco sesiones al mes ya es para celebrarlo, ¿pero y los meses en blanco? Aquí no hay nóminas,ni pagas dobles.

 

¡Hay que bajar a la calle antes de hablar SR. MINISTRO!

 

Bajo las estrellas, conduciendo por una carretera hacia el infinito esperas que descienda una nave espacial y te lleve a otra galaxia.

 

Dejar atrás toda esa podredumbre y miseria acumuladas.

 

Definitivamente tengo un mal dia.

 

Espero que mañana vuelva a salir el sol.

 

Saludos a Todos.

 

Pere.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *